La concienciación ciudadana y una mejor gestión de los recursos ayudarían a mantener más limpias nuestras calles

La limpieza de las ciudades y zonas urbanas (tratamiento, disposición, barrido y limpieza de vías y áreas públicas, recuperación, reúso y reciclaje de los residuos sólidos municipales) es un punto muy sensible que requiere de los productos y sistemas adecuados que permitan cubrir esta necesidad diaria y latente.

Numerosas instituciones públicas y empresas de limpieza urbana confían en nuestra capacidad de optimización de los recursos disponibles para satisfacer esa necesidad que demanda la sociedad actual. Según los últimos estudios realizados por la OCU sobre limpieza en ciudades la conclusión es clara: los usuarios exigen una mejora de la limpieza y un compromiso de todas las partes.